Què fer? | CAMINO IGNACIANO
Castells, vinyes i cellers. Família, respecte pel medi ambient i compromís amb el territori. Vins Oller del Mas
Vins, enoturisme, vins ecològics, vi de finca, DO Pla de Bages, vinyes ecològiques, especial picapoll, arnau oller, bernat oller, petit bernat, casaments, esdeveniments empresa, golf oller, restaurant oller, piscina oller.
80
post-template-default,single,single-post,postid-80,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

CAMINO DE SAN IGNACIO

Tras recuperarse de graves heridas y descubrir una renovada fe en Dios, en 1522 Ignacio de Loyola emprendió una peregrinación hasta Tierra Santa, pasando primero por Montserrat. El trayecto entre la casa natal de Loyola y Manresa, donde se estableció durante diez meses, es conocido como Camino Ignaciano, una ruta de 27 etapas que se ha impulsado en los últimos años por la proximidad de la efeméride de su 500 aniversario .

El punto de partida es la localidad guipuzcoana de Azpeitia. Aquí está el imponente Santuario de Loyola, construcción barroca que se inició el siglo XVII, edificada alrededor de la casa torre de los Loyola, donde San Ignacio nació y se crió. Emulando Ignasi caballero, el peregrino abandona Azpeitia y, siguiendo el río Urola, llega a Arantzazu, donde puede visitar el santuario de la Virgen, tal como hizo San Ignacio. El itinerario sigue por montañas, bosques y prados, un recorrido que conecta localidades como Araia, Alda y Laguardia, bonita población que mantiene el encanto de siglos atrás.

Llegados a La Rioja, el río Ebro se convierte en el nuevo guía. El siguiente punto destacado es Navarrete, sede de nobles y señores en la época de Ignacio de Loyola, que paró aquí para ver el Duque de Nájera y reclamarle un dinero. A partir de este punto, Ignacio siguió el camino Real, ahora conocido como Camino de Santiago, pero que el caballero vasco hizo en sentido contrario hasta llegar a Manresa. Por ello, Navarrete es fácil encontrarse con otros peregrinos que van en dirección contraria.

Siguiendo el Ebro, el camino ignaciano continúa por La Rioja pasando por Logroño, Calahorra y Alfaro. Ya en Navarra el peregrino se detiene en Tudela, ciudad que acumula reclamos como la catedral y la iglesia románica de la Magdalena. Una vez en Aragón, destaca la localidad de Alagón, que conserva elementos de la cultura mudéjar. Tras pasar por Zaragoza, el desierto de los Monegrosmarca las etapas más duras del camino hasta que llega a Fraga, última parada aragonesa.

Una vez en Cataluña, el peregrino llega primero a Lleida. La siguiente parada es Verdú, donde en 1580 nació otro jesuita destacado, San Pedro Claver, la casa natal es ahora un santuario. Después de pasar por Cervera, el peregrino llega a Igualada, donde se cree que Ignacio compró una túnica con la intención de abandonar su indumentaria de caballero, en un paso más hacia su conversión. La montaña de Montserrat se divisa en el horizonte, con sus formas majestuosas y la importante abadía. Tres días estuvo San Ignacio confesándose aquí y, después de dejar las armas y el uniforme de caballero ante la Moreneta, se materializó su conversión. Vestido ya con la túnica, se dirigió entonces a Manresa, donde vivió una profunda experiencia espiritual que marca el final del camino Ignaciano. No obstante, 3 km antes de llegar a Manresa San Ignacio paró en Oller del Mas donde ahora los peregrinos pueden encontrar un restaurado y majestuoso castillo del S.X con 600 hectáreas de finca, viñedo, olivos y bosque. Una inolvidable parada justo antes de llegar al destino final.

ÚLTIMA ETAPA: MONTSERRAT- MANRESA

Montserrat : Km 0. 

Ermita de Santa Cecilia: Km 3,5.

Sant Cristófol: Km 7,9.

Iglesia de Castellgalí: Km 14,3. 

Oller del Mas: Km 21.

Torre de Santa Caterina: Km 23,5.

La Cova de Manresa: Km 24,6.

 

Lugares ignacianos en Manresa: 

1. Cova

2. Museu Comarcal (antic Col·legi de Sant Ignasi)

3. Capella del Rapte (antic Hospital de Santa Llúcia)

4. Casa Canyelles

5. Pou de la Gallina (i capella)

6. Centre d’interpretació del carrer del Balç

7. Basílica de la Seu

8. Capella de Sant Ignasi Malalt

9. Alberg del Carme (antics convent i església del Carme)

10. Casa Amigant

11. Plaça de Sant Domènec (antic Convent dels Predicadors)

12. Torre de Santa Caterina

13. El Cardener i el Pont Vell

14. Creu de la Guia (antiga Capella)

15. Creu de Beuys

16. Capella de Sant Marc

17. Creu del Tort

18. Pou de Llum

19. Ermita de Sant Pau i dipòsit d’aigua

20. Convent de Santa Clara

21. Creu de la Culla

22. Santuari de la Salut (Viladordis)

ETAPAS DESDE LOIOLA

EUSKADI

Etapa 1: Loyola – Zumárraga (18,2km)

Etapa 2: Zumárraga – Arantzazu (21,4 km)

Etapa 3: Arantzazu – Araia (18 km)

Etapa 4: Araia – Alda (22 km)

Etapa 5: Alda – Genevilla (18,5 km)

Etapa 6: Genevilla – Laguardia (27,3 km)

LA RIOJA

Etapa 7: Laguardia – Navarrete (19,6 km)

Etapa 8: Navarrete – Logroño (13 km)

Etapa 9: Logroño – Alcanadre (30,6 km)

Etapa 10: Alcanadre – Calahorra (21,5 km)

Etapa 11: Calahorra – Alfaro (25,6 km)

NAVARRA

Etapa 12: Alfaro – Tudela (25,6 km)

Etapa 13: Tudela – Gallur (39,3 km)

ARAGÓN

Etapa 14: Gallur – Alagón (21,7 km)

Etapa 15: Alagón – Zaragoza (30,5 km)

Etapa 16: Zaragoza – Fuentes del Ebro (30,2 km)

Etapa 17: Fuentes del Ebro – Venta Santa Lucía (29,6 km)

Etapa 18: Venta Santa Lucia – Bujaraloz (21,3 km)

Etapa 19: Bujaraloz – Candasnos (21 km)

Etapa 20: Candasnos – Fraga (26,8 km)

CATALUNYA

Etapa 21: Fraga – Lleida (33 km)

Etapa 22: Lleida – Palau d’Anglesores (25,7 km)

Etapa 23:  Palau d’Anglessoles – Verdú (24,7 km)

Etapa 24: Verdú – Cervera (17 km)

Etapa 25: Cervera – Igualada (38,6 km)

Etapa 26: Igualada – Montserrat (27 km)

Etapa 27: Montserrat – Manresa 24,6 km)

EL PROYECTO MANRESA 2022

Queremos aprovechar la oportunidad que nos brinda esta conmemoración histórica de relieve mundial y, siguiendo el ejemplo del peregrino que transformó la visión de la Iglesia y del mundo, renovar la imagen que tenemos de nuestra ciudad y la imagen que ofrecemos al mundo. Partiendo de las raíces ignacianas hace 5 siglos, hemos de potenciar tanto el legado patrimonial como los valores ignacianos originales (tolerancia, solidaridad con la pobreza, importancia de la formación y del conocimiento, esfuerzo personal, austeridad, espiritualidad, diálogo interreligioso, resiliencia, sentido de comunidad), que son plenamente vigentes, y que han de impulsar la ciudad hacia adelante y hacerla más sostenible , adaptada al nuevo entorno y económicamente equilibrada, Sin dañar los recursos locales ni hipotecar el futuro del territorio. Asimismo, hemos de potenciar nuestro carácter acogedor y, tal como acoger el peregrino San Ignacio, acoger ahora los visitantes y turistas que vengan a Manresa.

Somos conscientes de que tenemos que proyectar una nueva Manresa para cambiar el imaginario colectivo, para generar autoestima, para abrirnos al mundo y para internacionalizar la ciudad, para convertirse en una auténtica destino turístico, y para hacer de Manresa una ciudad más competitiva y más atractiva , tanto para los propios ciudadanos como para los visitantes y turistas, y tanto para invertir como para vivir. El objetivo final no es otro que la creación de riqueza en el territorio y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

Debemos pensar que Manresa debe ser una ciudad diversa, acogedora y moderna . Este es un recurso intangible que debe potenciar la ciudad, que apela a la identidad y al capital humano de la comunidad, aunque también contamos con el recurso tangible del patrimonio ignaciano esparcido por el centro histórico de la ciudad, como La cueva, la Seu, la Capilla del Rapto, el Pozo de la Gallina, la Capilla de San Ignacio Enfermo o el santuario de Salud de Viladordis (en total, 22 nodos ignacianos). Desgraciadamente, en algunos casos este patrimonio ha desaparecido, como el convento de los Predicadores, muy importante en la estancia de San Ignacio en Manresa, y habrá que pensar cómo preservamos la memoria de estos espacios.

Con este objetivo, en octubre de 2013 pusimos en marcha la redacción del  Plan Director del Proyecto Estratégico Manresa 2022,  que ha sido elaborado por una comisión transversal de expertos y de personal diverso del Ayuntamiento, pero también con una amplia participación de los agentes de la ciudad, y que marca los objetivos y las prioridades de acción a partir de ahora y hasta 2022.

 

Sin comentarios

Escribe un comentario